Microcuentos literarios

¿Es posible capturar un instante con unas cuantas palabras? ¿Trasladar al papel la foto fija de un momento en lo que ocupan unas pocas líneas? ¿Condensar una historia para que pueda ser leída en 3 ó 4 segundos? Este es el objetivo que persigue el microcuento (también llamado microrrelato, minicuento o hiperbreve), para algunos un auténtico género literario que tiene en su brevedad su mayor virtud.

Los microcuentos que aquí te presentamos son de creación propia. Todos ellos tienen idéntica temática: en nuestro caso no podía ser otra que los libros. Se prestan a múltiples interpretaciones; tras ellos hay tantas historias como cada lector sea capaz de imaginar. Si su lectura te resulta inspiradora, si consiguen hacerte soñar, habremos logrado nuestro propósito.

por Clarice Lagos

Microcuentos.pptx
Microcuentos.pptx (1)
15 de Noviembre de 2017
Lee, pero no leas siempre el mismo libro. Lee, pero no leas un único libro. Lee diverso, lee variado, lee plural, para tener un pensamiento diverso, variado y plural que incluya en lugar de excluir, que abra puertas y brazos en lugar de cerrar, donde quepan todo tipo de ideas siempre que estén sometidas al respeto, la moral y el bien común.
16 de Octubre de 2017
Me acuesto a su lado y le observo mientras duerme. A su lado, un libro descansa en la mesilla de noche. Es mi aliado: él le abre la puerta del universo onírico, yo velo sus sueños.
4 de Octubre de 2017
Sirvió de inspiración para crear a la protagonista del libro y millones de personas soñaron con ella, sufrieron con ella, se enamoraron de ella. La relación con el hombre dejó poco poso en su interior; sin embargo, la relación con el escritor le otorgó la inmortalidad.
20 de Septiembre de 2017
Cada libro leído engrosaba la lista. Sin serlo, se jactaba de ser un gran lector. Hasta que intercambió unas palabras con uno de ellos. Entonces comprendió que no se trata de leer más, se trata de leer mejor.
21 de Agosto de 2017
Sentí que había topado con una verdad. Una de las grandes, de las que iluminan, te arrancan el corazón para mostrártelo durante un segundo y luego vuelven a meterlo dentro. Ese estado mental vino acompañado de una segunda epifanía: lo que acababa de leer, sin ningún género de dudas, era poesía.
13 de Agosto de 2017
Lo cogí antes de salir. Recuerdo haberlo metido dentro de mi bolso, con delicadeza para no dañar las tapas. Al recuperarlo, lo que vieron mis ojos no coincidió con los datos que ofrecía mi memoria. Título distinto, distinta portada. ¿Elegí yo al libro o fue él quien me eligió a mí?
4 de Agosto de 2017
Nada le dolía más que ver esa biblioteca que antes tanto frecuentaba. En algún punto indeterminado, entre los miles de libros que la fatalidad dejó huérfanos, creía percibir el espíritu de su antiguo y amado poseedor.
29 de Junio de 2017
Duermes entre nubes de palabras. Saltas y caen letras al suelo. Corres y los versos se deslizan a lo largo de tu cabello. ¿Qué es literatura? ¿Y tú me lo preguntas? Literatura eres tú.
7 de Junio de 2017
Me preguntas por qué leo y no sabría decirte. Pero sé que cuando leo trepo cumbres, surco mares, aniquilo a mis fantasmas, alimento sentimientos. El libro actúa de espejo que en lugar del exterior proyecta lo que llevo dentro.
24 de Mayo de 2017
Se acercó tímidamente. Desconfiando, extendió el empeine hasta tocar la superficie con el dedo gordo del pie. Al poco, se encontraba flotando en el océano de palabras de aquel libro del que ya no quería salir.
10 de Mayo de 2017
En su huida apresurada, tropezó. El impacto hizo saltar por el aire el botín del robo del interior de su chaqueta hasta alcanzar el suelo. El chico salió corriendo sin mirar atrás como alma que lleva el diablo. Y no pude contener una media sonrisa al recoger el libro, pensando que el mundo no estaba totalmente perdido.
26 de Abril de 2017
- ¡De rodillas, cara a la pared! Los brazos me temblaban, incapaces de soportar durante más tiempo el peso de los libros sobre mis manos. Todavía hoy, cada vez que me dispongo a disfrutar de la lectura, se me encoge el estómago cuando pienso en la paradoja de usar como instrumentos de tortura unos objetos tan maravillosos.
13 de Abril de 2017
Se asomó al balcón y el tráfico frenético le escupió con violencia en la cara. En las aceras, docenas de humanos hormigueaban como autómatas. Entró corriendo a su cuarto, donde le esperaba, abierto, un libro. Precisaba con urgencia leer unos minutos hasta notar, poco a poco, cómo el mundo recuperaba el sentido.
29 de Marzo de 2017
Si me busco no me encuentro escapa mi yo como arena entre los dedos me esquivo, me fugo, me pierdo. Justo lo contrario sucede cuando leo las partículas de mi yo se agrupan y fluyen en ríos hacia las páginas ante el efecto llamada del libro.
15 de Marzo de 2017
Nunca había leído nada. Y al conocer su secreto comprendió de repente. Entendió la mirada vacía, la media sonrisa y el latido débil. Era un libro por escribir. Una vida de páginas en blanco.
1 de Marzo de 2017
Se acercó tímidamente. Extendió su empeine hasta que el dedo gordo del pie rozó la superficie. Cientos de círculos concéntricos se multiplicaron en la superficie ante su mirada fascinada. Entonces, tomó carrerilla y se sumergió de cabeza en las profundidades del libro.
20 de Febrero de 2017
Tengo en mí todos los libros. Los que conozco y los que no conozco. Los que he leído y los que no he leído. Pero no podría rescatar retazos de la maravilla que poseo si no fuera por ellos.
8 de Febrero de 2017
Le faltaban las ganas de vivir en la misma proporción en que antes le sobraban. Tenía hambre de vida que, por culpa de la cotidianidad, nunca era saciada. Hasta que descubrió la literatura, una medicina sin contraindicaciones cuyo principio activo era pura vida envasada.
25 de Enero de 2017
Yacía en el suelo. La gravedad caprichosa lo había dejado abierto por cualquier página. Por si acaso el destino hubiera escogido esta forma para enviarle un mensaje lo cogió, acercándolo hasta una distancia que le permitiera leerlo. Y aquellas palabras dormidas se abalanzaron sobre él, incrustándose en un corazón que a partir de ese momento comenzó a ablandarse.
11 de Enero de 2017
- ¿Cuántos libros hacen falta para ser un buen lector? -le pregunté. - Para ser un buen lector es imprescindible haber leído muchos libros -sentenció- pero esta no es la única condición. Un buen lector no es el que lee mucho, sino el que al hacerlo aprende a leer bien. Leer, al igual que escribir, es un arte difícil de aprender.
14 de Diciembre de 2016
Me froté los ojos con fuerza para cerciorarme de que no se trataba de un engaño de mis sentidos. Las letras seguían borrosas. Abrí otro libro, y otro, y otro más. De pronto sentí cómo la biblioteca, con todas aquellas letras de molde desleídas evaporándose de los libros, se convertía en un escenario apocalíptico. Una única idea martilleaba mi cabeza: Todo está perdido.
30 de Noviembre de 2016
- Sígueme- me dijo. Y, agarrando mi mano, tiró de ella con fuerza. Atravesé ríos, océanos y montañas. Sobrevolé por paisajes oníricos hasta llegar a terra incógnita. Emprendí sin darme cuenta un viaje sin retorno, porque una vez iniciado el vertiginoso camino de la literatura ya no hay vuelta atrás.
16 de Noviembre de 2016
Para él, la vida era rica, intensa y completa. Si no le había encontrado el sentido, lo cierto es que ya no lo buscaba. Le pregunté el secreto. Nunca me lo dijo. Pero sospecho que tenía algo que ver con los miles de libros que tapizaban las paredes de su casa.
26 de Octubre de 2016
Muchos reconocen la dificultad de convertirse en un buen escritor. Ser capaz de transformar la escritura en un arte es algo que se admira comunmente. Pero hay algo tremendamente difícil en lo que nadie repara: hacer de la lectura un arte, llegar a ser un buen lector.
subir