Microcuentos literarios

¿Es posible capturar un instante con unas cuantas palabras? ¿Trasladar al papel la foto fija de un momento en lo que ocupan unas pocas líneas? ¿Condensar una historia para que pueda ser leída en 3 ó 4 segundos? Este es el objetivo que persigue el microcuento (también llamado microrrelato, minicuento o hiperbreve), para algunos un auténtico género literario que tiene en su brevedad su mayor virtud.

Los microcuentos que aquí te presentamos son de creación propia. Todos ellos tienen idéntica temática: en nuestro caso no podía ser otra que los libros. Se prestan a múltiples interpretaciones; tras ellos hay tantas historias como cada lector sea capaz de imaginar. Si su lectura te resulta inspiradora, si consiguen hacerte soñar, habremos logrado nuestro propósito.

por Clarice Lagos

Microcuentos.pptx
Microcuentos.pptx (1)
14 de Mayo de 2015
Vivía solo, pero no se sentía solo. En realidad, sospechaba que disfrutaba a diario de conversaciones mucho más interesantes que el resto. El tema y el interlocutor lo elegía él mismo, de pie frente a su biblioteca, dispuesto a escoger una obra escrita por alguno de los mejores cerebros que ha dado la humanidad.
7 de Mayo de 2015
"Qué curioso" -pensó al comprobar que el libro de cuentos que cedió a la biblioteca cuando su hijo se hizo mayor seguía estando allí. Una sonrisa amable asomó a sus labios; dentro había una ficha con decenas de nombres escritos a mano en diferentes tipos de caligrafía infantil.
29 de Abril de 2015
"Sólo un capítulo más", se decía, mintiéndose a sí misma. La noche avanzaba devorando los minutos con la misma avidez con la que ella devoraba las páginas del libro. Se hacía cada vez más tarde, pero no quería cerrar la tapa; aquello equivalía a explotar una pompa de jabón, dejar morir a una flor o despertar a un hada de su encantamiento.
23 de Abril de 2015
Un montón de hojas agrupadas y encuadernadas, un aluvión de palabras mezcladas y combinadas de forma determinada, un infinito de letras unidas según un criterio individual... ¡Eso y nada más era el libro que sostenía entre las manos! Pero, si sólo era eso, ¿por qué le había influido de aquella manera? ¿Cuál era el poder invisible que escondían sus páginas?
13 de Abril de 2015
Le alegró encontrarse con él después de tantos años. Tras las canas y arrugas nuevas, reconoció su expresión bondadosa. La ropa raída y anticuada era señal de que económicamente no le había ido bien. Pero le gustó comprobar que llevaba, tal y como ella recordaba, un libro en la mano; esta vez, prestado de una biblioteca.
4 de Abril de 2015
Todos conocían cuál era su profesión. Pero muy pocos sabían que, dejando aparte su trabajo oficial, en realidad se dedicaba a buscar tesoros. Cuando encontraba uno, lo capturaba subrayándolo, para poderlo admirar la próxima vez que abriera ese libro.
1 de Abril de 2015
Abrió el último cajón y ahogó un grito inoportuno. Estaba allí, el volumen de poesía que ya daba por perdido. Se alegró de que entonces sólo se editara en papel: en cada una de las páginas había quedado impregnado, para siempre, el aroma del que fue su propietario.
26 de Marzo de 2015
Era consciente de que sacar boligrafo y papel para tomar notas cada cierto tiempo hacía que los demás le miraran como un bicho raro. Lógico, ellos no sabían de la importancia de apuntar cada destello, cada semilla que potencialmente podía servirle para crear mundos nuevos.
14 de Marzo de 2015
"Un espíritu libre". Era curioso que su ex-mujer utilizara ahora la misma expresión que escogió su madre para calificarlo hace tanto tiempo. Pero ambas estaban equivocadas. Había algo de lo que nunca podía separarse durante mucho tiempo: su biblioteca.
8 de Marzo de 2015
Garabatos. Formas curvilíneas que intentan componer caracteres. Y un sentimiento incontenible que se agolpa en mi garganta cada vez que veo reflejado al adulto en construcción a través de esos trazos infantiles.
28 de Febrero de 2015
Sintió una punzada en el estómago. Después de tanto tiempo todavía le ocurría: no podía evitar sentir un pequeño ataque de celos cada vez que una nueva lectora se hacía con un ejemplar de ese libro.
21 de Febrero de 2015
El "síndrome de la página en blanco". No, eso no era lo que le estaba sucediendo a él. Estaba seguro de que su editor no había acertado con el diagnóstico: todo sería distinto si no hubiera firmado un contrato para escribir ese libro por encargo.
14 de Febrero de 2015
Dudó entre llevarse el libro de su escritor preferido o el de aquel autor desconocido al que, tras hojear unas páginas, ansiaba conocer en mayor profundidad. Escogió vivir una apasionante aventura literaria.
7 de Febrero de 2015
Devolvió el libro a la estantería y, a los pocos segundos, las arrugas volvieron a su cara y sus extremidades recobraron su tamaño. Se citó a sí misma al día siguiente, a la misma hora y en el mismo lugar, para revisitar una vez más su infancia.
31 de Enero de 2015
Tenía que salir a la calle para cerciorarse de que todo seguía igual. Y así era, por extraño que le pareciera el mundo exterior estaba como siempre. Años después, recordará esa mañana como el día en que la lectura de un libro cambió su vida.
29 de Enero de 2015
Le lanzó una mirada furtiva a través del cristal y se sorprendió al descubrir que ambos estaban leyendo el mismo libro. "Al fin y al cabo, puede que no seamos tan diferentes", pensó.
22 de Enero de 2015
"A veces la vida puede ser maravillosa", pensó. Mientras, en la mesilla de noche y en la cama dormían, respectivamente, el libro y el cuerpo que había disfrutado.
20 de Enero de 2015
Abrió la portada, espectante. Y sus sospechas de que había comprado algo más que un libro en aquella librería de viejo se confirmaron al leer aquellas sentidas letras.
15 de Enero de 2015
La corta distancia que les separaba era una barrera insalvable. Hasta que, por equivocación, alguien los colocó juntos en la misma estantería y sus lomos comenzaron a rozarse.
13 de Enero de 2015
-Tengo miedo- dijo ella. -Yo también- mintió él, mientras apretaba con fuerza aquel libro entre sus manos. Sabía que podría convertir cualquier destino en su hogar, siempre que pudiera llevar consigo sus libros.
8 de Enero de 2015
A su pesar, cerró el libro. Sus ojos acuosos empezaban a llamar la atención de los otros pasajeros. Pero, sobre todo, no quería que él interpretara la preciosa emoción que en ese momento le embargaba como dolor.
6 de Enero de 2015
"Otra vez un libro"- pensó, mientras se esforzaba por fingir agradecimiento. No podía saber que, muchos años después, otra mano infantil abriría ese ejemplar de "La isla del tesoro" con la ilusión de quien descubre la literatura por primera vez.
subir