Textos libres

Nuestros lectores también escriben. Desde Trabalibros les ofrecemos la oportunidad de ser leídos y ponemos a disposición nuestro blog para mostrarte algunas de sus creaciones literarias.

NOTA: Debido a la gran cantidad de textos que recibimos, los escritos aquí publicados se mantienen durante unos meses y luego son eliminados. De este modo no sobrecargamos esta sección y damos paso a otros nuevos.

Trabalibros-texto
Trabalibros-máquina de escribir
Escritura
Tiempo, escóndete de mí, voy a hacer que no te veo. Así te me ausentarás si creo que no sigues tras los trazos de mi empeño. Tiempo, redúcete si puedes a lo... Leer más
Resulta que, un día, Triquiñuelas y el Cuclillas, se fueron de excursión por las alcantarillas de los Madriles, sin tener ¡ni idea! de lo que se iban a encontrar por... Leer más

Colibrí (relato breve)

Nazaria Delgado Lucero
Minúsculo alado, ligero, de volar rápido, que con tu vuelo semejas el abanicar marcado de una dama encumbrada de las que todavía existen. Seleccionaste la rama que sobresale en... Leer más
En forma lenta mis manos se abrieron deseosas de palpar, de sentir... Los movimientos de mis piernas se acompasaron a la corriente que todo lo rodeaba. Mi cuerpo como flotando en un... Leer más
Ya pronto las calles serán de nieve. Serán manto de cristales albos donde acuses miradas enteras de acero helado. Tumbarán el rosa que habitó en tu boca con esa... Leer más

Porque mientras (poema)

Paradera Desconocida
El amor es fusión, confusión, unión, fundición. Porque mientras las pupilas se claven. Porque mientras los calendarios se deshojen al desprenderse del tiempo y se... Leer más
Al conejo Don Adalberto y a la conejita Doña Fuencisla le nacieron tres conejitos a los que llamaron Ru-fino, Ru-gordo y Ru-medio. Los tres eran rubios, con las patitas, el rabito y... Leer más
Plop, plop, plop. Gota a gota su vida se iba derramando. Desde la cama veía su sangre resbalar hasta el suelo sin llegar a entender por qué. A pesar de lo que estaba pasando, solo... Leer más
¿Tú ya sabes si los peces pasan hambre de más sueños todavía? ¿Sabes si se nutren de esa suerte entre remolinos varios que se encuentren? ¿Sabes? Y... Leer más
La noche, señora Noche, vestida de opacas flores -aromas de oscuros dones-. La noche, señora Noche, extracto de eterna duda de todo lo que será. Señora de largos bucles... Leer más
Suelo pensar en algunos límites lógicos para algunos, ilógicos –o impensados- para otros. Hay límites de pensamientos; de actitud, de reacción, y hay casos en los cuales... Leer más

La Ilusión Perdida (reflexión)

Alberto Antonio Cabadia Sotelo
Cuando se le parte el corazón al ser que se supone querer, y pensar que pudo ser pero no fue, la ilusión fugaz que pasó cual rayo veloz, todo lo incendió pero así mismo... Leer más
Aquella mañana, la araña Malospelos se puso el gorrito de lana con orejeras, los ocho patucos cada uno de un color diferente como a ella le gustaban, cogió una pieza de tela... Leer más

Boda de Sol (poema)

Paradera Desconocida
¡¡El Amor es una novia blanca siempre de boda con el Sol!! Sí quiero Luz, sí quiero casarme contigo. Yo te persigo ¡Ciégame de ilusión! Mi... Leer más
Esta será nuestra última cena; todo listo y dispuesto sobre la mesa. Hay velas alrededor, aunque nadie ha muerto, sólo la ilusión que arrojaste por la ventana, cuando... Leer más

Búsqueda (microcuento)

Nazaria Delgado Lucero
Estarás oculto entre los árboles, en la espesa maleza de los campos, bajo rocas perennes silenciosas, o bajo tierra, escondido, esperando un susurro del viento que te hable muy quedo y... Leer más
Dicen que Gregorio despertó una mañana y así, bicho y todo, miró el cielo encapotado y se hundió en "la más profunda melancolía" Dime... Leer más
Y la repuesta me llegó, justo en el momento en que tenía que me tenía que llegar, en el momento en que más la necesitaba. Cuando más tiempo pasábamos juntos, cuando... Leer más
Lo prometido es deuda, amiguitos, y como os prometí este cuento, ahí va. Pues resulta que en el jardín de la Rosaleda, apareció un día una preciosa libélula... Leer más
Aquella primavera, llegaron al jardín de la Rosaleda unos nuevos vecinos. Era una familia de ratones a los que habían desahuciado de una madriguera donde vivían en las... Leer más
Mañana se irán mis aires por el aire que no vuelve -ya-; irán –también- al surco de los vientos invernales, De tal frialdad que extiendan el olvido por el hielo que... Leer más
Hora de la salida del trabajo, la una de la mañana. Preferí esperar bajo el alero que sobresale a la entrada de la fábrica. Esperé a que la lluvia cediera hasta convertirse... Leer más
Unos jóvenes motivados a la búsqueda de aventuras, con la algarabía propia de la edad entre los diez y seis y veintidós años. Para ellos se trataba de conocer otras... Leer más
¿Quién lo mató? Nadie lo mató, ya estaba muerto cuando llegué. Pero, tiene un gran agujero en el corazón. Por ahí pugnó el alma para salir a la... Leer más
subir