Microcuentos literarios

¿Es posible capturar un instante con unas cuantas palabras? ¿Trasladar al papel la foto fija de un momento en lo que ocupan unas pocas líneas? ¿Condensar una historia para que pueda ser leída en 3 ó 4 segundos? Este es el objetivo que persigue el microcuento (también llamado microrrelato, minicuento o hiperbreve), para algunos un auténtico género literario que tiene en su brevedad su mayor virtud.

Los microcuentos que aquí te presentamos son de creación propia. Todos ellos tienen idéntica temática: en nuestro caso no podía ser otra que los libros. Se prestan a múltiples interpretaciones; tras ellos hay tantas historias como cada lector sea capaz de imaginar. Si su lectura te resulta inspiradora, si consiguen hacerte soñar, habremos logrado nuestro propósito.

por Clarice Lagos

Microcuento literario 3-Trabalibros
Microcuento literario 2-Trabalibros
24 de Febrero de 2016
Somos demasiado distintos. Yo, que me cuesta tanto pasar página. Tú, siempre deseando comenzar libro nuevo. Lo nuestro tiende al fracaso porque nunca leeremos el mismo libro.
10 de Febrero de 2016
Hay libros tibios. Grises, blandos, inertes. Abandónalos pronto. No pierdas tiempo ni gastes energía con ellos. La necesitarás toda más adelante, cuando tus ojos se tropiecen con uno de esos textos de fuego que te agarra las entrañas y te vuelve del revés.
27 de Enero de 2016
Las bibliotecas son lugares especiales. Puntos que concentran pasiones, sueños y sabiduría. Universos mínimos que proyectan su contenido en infinitas direcciones. Altares desde los que se practica la liturgia de convocar algo profundamente humano.
6 de Enero de 2016
Se desnudó despacio, débilmente y desde dentro. Se desnudó sin pudor, vanidad ni picardía. Se desnudó tanto que tuve la sensación de que podía leerle.
23 de Diciembre de 2015
Los que piensan que sólo existe un tipo de realidad están equivocados. La fantasía es otro tipo de realidad en la que habito. La magia existe y yo la practico. Desencadeno el hechizo que la invoca cada vez que abro un libro.
9 de Diciembre de 2015
La tecnología te rodea. La publicidad te bombardea mientras el telediario escupe malas noticias. Y te duele el mundo porque lo sientes cada vez más feo, cruel y despersonalizado. Por suerte, es fácil hacer el gesto de abrir un libro y recuperar rápidamente la fe en el ser humano.
26 de Noviembre de 2015
Leyó tanto que tuvo la sensación de comprender un poco más al mundo y a sí mismo. Leyó tanto que intuyó que la gran similitud entre las palabras "libro" y "libre" no era casual.
19 de Noviembre de 2015
La noche cayó y se despojó de todo. Las gafas, los zapatos, la ropa... lo accesorio dormía ya en el otro extremo de la habitación. No así su libro que, aunque yacía en la mesilla, se había desdoblado y quedaría para siempre formando parte de su ser, en su interior.
12 de Noviembre de 2015
Corre, lánzate, aparca la prudencia, ama el riesgo, vive peligrosamente... -le gritaba su corazón, mientras su cerebro se esforzaba en acallarlo-. Hasta que, por fin, ambos órganos llegaron a una entente cordiale y proclamaron al unísono: LEE.
5 de Noviembre de 2015
No voy a exigir ser tu personaje protagonista. Tampoco pretendo influir en el argumento, cambiar tus monólogos ni torcer la trama. Sólo te pido que añadas dos puntos al punto final y le otorgues a lo nuestro una nueva oportunidad.
29 de Octubre de 2015
El nombre no coincidía. Aun así, no tenía la más mínima duda: el escritor la había convertido en protagonista de su libro, regalándole así una de las formas más hermosas que adopta la inmortalidad.
21 de Octubre de 2015
"En lugar de leer prefiero vivir" -sentenció su hijo-. Qué frase tan estúpida. ¿No se daba cuenta de que leer es vivir más, alimentar la vida, vivir de manera enriquecida? ¿Y que una vez experimentas esto sólo puedes aspirar a vivir de esa manera?
15 de Octubre de 2015
Era práctico, había que reconocerlo. En lo que ocupaba la palma de su mano cabían más títulos que en toda su biblioteca. Pero no podía tocar el papel, acariciar la portada ni oler la tinta. Se perdía el goce de los sentidos. Aunque el contenido fuera el mismo, la experiencia era distinta.
8 de Octubre de 2015
Ha pasado mucho tiempo. A pesar de eso, aún no sabría decir a ciencia cierta qué es lo que nos unió. Sólo sé que en el fondo me sentía comprendida. Percibía en su mirada una sabiduría antigua, un instinto primario que desnudaba por completo mi alma. Era un gran conocedor del espíritu humano y ese don, según aseguraba, sólo podía adquirirse leyendo buenos libros.
1 de Octubre de 2015
Acaricié con todo el cuidado del que fueron capaces mis manos una de aquellas páginas. Tocarla fue como rozar el ala de una mariposa. Bella por el contenido de sus palabras, delicada por el tacto de seda y pergamino. Deseé con todas mis fuerzas poseer ese libro. En él se concentraba toda la fuerza de lo eterno femenino.
24 de Septiembre de 2015
No tengo propiedades. Mis bienes materiales son despreciables. Carezco de ahorros importantes, nunca compré acciones ni realicé inversiones económicas. Pero la riqueza que atesoro es imposible de cuantificar. Su valor es, en realidad, incalculable. Porque, ¿cuánto valen todos los textos paridos por grandes mentes que guarda mi biblioteca?
17 de Septiembre de 2015
Algunos días me rompo en mil pedazos. Y siento que no debería de estar aquí. Que en el fondo no pertenezco a este mundo, egoísta, cínico y manipulado. Entonces busco. Trato desesperadamente de salvarme. La solución, como tantas otras veces, se encuentra presentada en formato libro.
10 de Septiembre de 2015
Todavía irrumpen en mi memoria los buenos ratos, los momentos felices, las miradas furtivas, los besos robados, las caricias clandestinas y los instantes eternos. Entonces le añoro. Pero es al recordarle sentado en el cuarto, bajo la luz tenue que alumbra su libro, cuando me es imposible dejar de amarle.
3 de Septiembre de 2015
Miré de reojo y confirmé mis sospechas. No cabía duda: si ese era el libro que estaba leyendo, se trataba de un gran lector. Uno de los buenos, de los que saben que la vida se enriquece a base de sueños, sentimientos y lecturas. Y dejé que un impulso irresistible y automático me hermanara con él.
27 de Agosto de 2015
Me di cuenta muy pronto. Era diferente a los demás. Más sabio, más inteligente, más sensible. Poseía una visión lúcida y transparente que identifiqué como el mayor de sus tesoros. Poco después comprendí. Había ido evolucionando al leer cada uno de los libros de su biblioteca.
20 de Agosto de 2015
A veces soy consciente de lo mucho que me condiciona mi entorno. Vivir en un grado menor o mayor de intensidad depende mucho del momento, de lo que me rodea, de mis circunstancias. Pero no se trata de algo que me condicione absolutamente. Por eso leo. Porque leer me abre puertas nuevas y me hace más libre.
13 de Agosto de 2015
"¿Quién soy?" Esta era la pregunta más difícil que se había hecho nunca. Tardó años en responderse: "Soy las personas que he amado, el aire que he respirado, los lugares que he habitado y el tiempo que he vivido. Pero también soy la música con la que he bailado, el cine con el que he soñado y los libros que he leído".
6 de Agosto de 2015
Fuego en los ojos. Fuego en la mente. Podía casi sentir cómo cada una de las neuronas de su cerebro se disparaban en mil direcciones. Tal era el poder de ese libro, capaz de hacerle ver la realidad desde perspectivas nunca sospechadas.
30 de Julio de 2015
Arrancó el tren y sintió la inquietante sensación de que algo valioso y esencial le era arrancado de muy adentro. Pero no fue hasta el día siguiente cuando echó de menos su libro y comprendió que se lo había dejado olvidado.
subir