Como agua para chocolate (Laura Esquivel)-Trabalibros
Como agua para chocolate
Ficha técnica:
Editorial: Debolsillo
ISBN: 9788497592314
Número de páginas: 216
Género: Narrativa
Valoración:
"Todos nacemos con una caja de cerillos en nuestro interior [...] Cada persona tiene que descubrir cuáles son sus detonadores para poder vivir, pues la combustión que se produce al encenderse uno de ellos es lo que nutre de energía el alma. En otras palabras, esta combustión es su alimento. Si uno no descubre a tiempo cuáles son sus propios detonadores, la caja de cerillos se humedece y ya nunca podremos encender un solo fósforo".

Tita era la más pequeña de la familia. Desde muy pequeña se crió entre los fogones, en la cocina, donde la dulce Nacha enseñó a la niña a cocinar, una niña que parecía especialmente dotada para estos menesteres y que pronto desarrolló "un sexto sentido en todo lo que a comida se refiere".

El amor llamó con fuerza a la puerta de Tita. Pedro y ella se querían, de eso no cabía duda, pero por desgracia se trataba de un amor imposible. En su familia existía una norma no escrita que su madre no estaba dispuesta a pasar por alto: por ser la más chica de las mujeres le correspondía cuidarla hasta el día de su muerte, y por tanto no debía casarse ni comprometerse con nadie. No podía decirse que Mamá Elena, una mujer de férrea voluntad y actitud castrante cuya única virtud parecía ser "la de encontrar defectos", fuera una madre cariñosa y justa, pero era la que le había tocado en suerte. Mamá Elena "la había empezado a matar desde niña, poco a poquito", pero esta vez pedirle que renunciara al amor de por vida era pedirle demasiado.

Cuando Nacha murió fue necesario escoger a alguien que ocupara su sitio en la cocina y Tita era su sucesora natural. La joven adoptó la nueva responsabilidad encantada, nadie mejor que ella para esta labor, y Mamá Elena estuvo de acuerdo. Pero hubo algo que no tuvo en cuenta: "ahí escapaban de su riguroso control los sabores, los olores, las texturas y lo que éstas pudieran provocar".

Así fue como Tita, metiendo en los calderos mucho más que alimentos, poniendo en la elaboración de cada plato sin pretenderlo un trocito de su alma, logró convertir la cocina en un verdadero arte, en un "nuevo código de comunicación", en un vehículo de transmisión de su propio yo. La comida preparada por sus manos, como si de un fenómeno de alquimia se tratara, causaba efectos sorprendentes en los comensales según el estado de ánimo de la cocinera, pudiendo provocar del mismo modo una nostalgia incontrolable que un ímpetu sexual urgente de calmar. Tita tenía el poder mágico de transportar sentimientos a través de su cocina "y así como un poeta juega con las palabras, así ella jugaba a su antojo con los ingredientes y con las cantidades, obteniendo resultados fenomenales".

A pesar de que el matrimonio entre Tita y Pedro era algo inconcebible, siguieron amándose y él hizo todo lo posible por estar siempre cerca de ella, aunque seguramente la solución que adoptó no era la mejor opción de todas y, por tanto, no podía satisfacer a Tita, que pasó a sufrir un frío crónico intenso como manifestación física del dolor de su corazón. Ella sí conocía sus detonadores para poder vivir y sabía cuál era el alimento que su alma necesitaba, pero de esta forma le era imposible encender ni uno de los fósforos que tenía en su interior. Tan sólo John, el médico que le rescató una vez del horror y que la amaba profundamente, parecía capaz de entibiar su interior, helado por la angustia de las desgracias vividas.

"Como agua para chocolate" relata una historia de amor envuelta entre recetas de cocina, donde lo imposible se convierte en posible y lo irreal toma forma cuando se adereza con el sentimiento. En ella Laura Esquivel encuentra una maravillosa senda invisible que conduce a "los secretos de la vida y del amor a través de la cocina".
Enviado por: Suryavati
Otros libros de este autor:

Malinche

Tan veloz como el deseo

El libro de las emociones

La ley del amor

Estrellita marinera

Laura Esquivel-Trabalibros
Otros libros relacionados:
Ambos libros pertenecen a la tradición del denominado "realismo mágico", movimiento literario que dejó una fuerte impronta en la década de los 60 y 70 en la literatura sudamericana.
También te puede interesar...

Película "Como agua para chocolate"

En 1992 el entonces marido de Laura Esquivel dirigió una película basada en esta novela, protagonizada por Marco Leonardi, Lumi Cavazos y Regina Torné, que fue galardonada con10 premios Ariel de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas y fue nominada a los Globos de Oro y a los Premios Bafta.
Película Como agua para chocolate-Trabalibros Película Como agua para chocolate (4)-Trabalibros Película Como agua para chocolate (2)-Trabalibros Película Como agua para chocolate (3)-Trabalibros Película Como agua para chocolate (5)-Trabalibros
Colabora en Trabalibros
subir