Así habló Zaratustra (Niezsche)-Trabalibros
Así habló Zaratustra
FICHA TÉCNICA:
Autor: Friedrich Nietzsche
Editorial: Alianza
ISBN: 978-84-206-5091-3
Número de páginas: 560
Género: Narrativa
Compra el libro en Amazon.es:
eBook Kindle:
VALORACION:

Así habló Zaratustra

Nietzsche buscaba siempre el clima más adecuado para su delicada salud. Los inviernos trataba de pasarlos cerca de la costa y los veranos se desplazaba a las montañas donde eran más suaves y frescos. Fue en uno de esos veranos, en Sils-Maria, en los alpes suizos, en los primeros días de Agosto de 1881, donde concibió lo que posteriormente él mismo denominó como el pensamiento fundamental de su "Así habló Zaratustra", el pensamiento del eterno retorno. 

Fue, por tanto, en el fresco y puro aire alpino donde Nietzsche concibió el que él consideró como pensamiento fundamental de su obra. En "Ecce Homo" decía Nietzsche acerca de su "Así habló Zaratustra": "La concepción fundamental de la obra, el pensamiento del eterno retorno, esa fórmula suprema de afirmación a que puede llegarse en absoluto". 

El pensamiento del eterno retorno es, por tanto, un pensamiento de las grandes alturas, la suprema afirmación, gestado en el más absoluto aislamiento y soledad, en la total distancia respecto a los asuntos humanos, siendo este, aún así, el más humano de los pensamientos. Pensamiento afirmativo que tan sólo puede expresarse mediante la poética y ditirámbica prosa de una obra como el Zaratustra

En sus notas autobiográficas Nietzsche afirmaba que en esa época sufrió lo que él denomina como un "cambio de gusto", un "renacimiento en el arte de oir". Posiblemente este "renacer" es el que le incitara a decir su propio pensamiento mediante la expresión poética. El invierno siguiente Nietzsche lo pasó en Rapallo, en las azules costas de Génova, donde concibió la primera parte del Zaratustra.

El mensajero elegido por Nietzsche para trasladar su pensamiento fue el profeta persa Zaratustra, el primero, según el autor, en ligar el bien y el mal al conocimiento, a la verdad – y, por tanto, el primer moralista. En esta obra, dividida en cuatro partes, Nietzsche relata el itinerario de Zaratustra.

Zaratustra, a los treinta años, y tras diez años de meditación en soledad, tan sólo acompañado por sus simbólicos animales: el aguila y la serpiente, baja de la montaña para enseñar a los hombres su doctrina, su mensaje alegre e inmoralista: "Dios ha muerto". Y tras la muerte de Dios, ha de llegar el superhombre. Pero, una vez llega a las masas, a la ciudad de "la vaca multicolor", e intenta transmitir su mensaje, Zaratustra se da cuenta de que su mensaje no va a poder ser comprendido por los hombres, que el oído de los hombres no está aún preparado para el sutil canto de sus palabras (Como subtitula Nietzsche, se trata de "Un libro para todos y para nadie"). 

Al ser motivo de burla y rechazo, Zaratustra retorna hacia su cueva en las alturas, pero esta vez seguido por algunos discípulos. Tras mostrarles a estos sus "enseñanzas", vuelve a su caverna y es allí donde será iluminado por el pensamiento del eterno retorno. En la cuarta y última parte del libro, un ya anciano Zaratustra escucha un misterioso grito de socorro que le lleva en busca del que él denomina como el "hombre superior", el último peldaño en busca del nuevo porvenir, el superhombre. Guiado por dicho grito, Zaratustra va encontrándose por el camino con aquellos que denomina los "hombres superiores", a quienes invitará a su cueva para celebrar una gran fiesta.  

A través de su Zaratustra, Nietzsche nos sitúa más allá de las barreras que nos hemos autoimpuesto mediante la fervorosa y moral "búsqueda de la verdad", desbancando lo que hasta finales del XIX eran considerados como los objetos más buscados y, por ello, preciados, de la filosofía: el Bien, la Verdad y la Belleza. Nietzsche recapitula y sintetiza el recorrido de su propio pensamiento en esta obra. La "voluntad de verdad" de los hombres nos ha llevado hasta la muerte de Dios, acontecimiento múltiple que anuncia la caída de los valores superiores, su negación, y, por tanto, la llegada del nihilismo, de la "acabada carencia de sentido". 

Situado más allá del bien y del mal, el mensaje de Zaratustra es un canto a la vida, al eterno y continuo pasar que nos remite a un eterno retornar de lo mismo. El pensamiento del eterno retorno nos dice algo acerca de cómo es el mundo y nos sirve, a su vez, como criterio ético: vive y disfruta cada momento como si este se fuera a repetir eternamente. 

El mensaje de Zaratustra es pura dinamita, una autoinmolación por y para el hombre. Dinamita que hace volar por los aires el gran edificio de la Moral, la Verdad y del Conocimiento. Porque el conocimiento científico no es la respuesta sustitutiva del fervor religioso, sino la más sutil sofistificación de la mentira. Ante los ídolos caidos, Nietzsche nos invita al más elevado ejercicio de la libertad y de la creación, a la constante labor de la ruptura y a la permanente proliferación de la diferencia, a través de la creación del sentido y del valor -lo que el denominará como la "transvaloración"-. 

El superhombre, no es, por tanto, el equivalente moral de aquel fílmico personaje interpretado por Christopher Reeve. La belleza de la poesía reside en la metáfora y en la pluralidad de los sentidos implicados, por lo que, tomar el poema nietzscheano al pie de la letra, como si de un texto discursivo se tratara, nos llevaría a la más pobre interpretación impidiéndonos saborear una obra excepcionalmente rica, sugerente y llena de significados.
Enviado por: Marco Aurelio
Curiosidades:
- A pesar de la enorme calidad de este texto las ventas no le acompañaban al inicio. De la cuarta parte de "Así habló Zaratustra" sólo se editaron 40 copias y muchas de ellas se repartieron entre sus amigos más allegados.
Otros libros de este autor:

Más allá del bien y del mal

La gaya ciencia

El nacimiento de la tragedia

El anticristo

Reflexiones, máximas y aforismos

Nietzsche-Trabalibros
Más allá del bien y del mal (Nietzsche)-Trabalibros
La genealogía de la moral (Nietzsche)-Trabalibros
El nacimiento de la tragedia (Nietzsche)-Trabalibros
El anticristo (Nietzsche)-Trabalibros
Crepúsculo de los ídolos (Nietzsche)-Trabalibros
Libros con ideas afines:
El pensamiento del eterno retorno, fundamental en la obra de Nietzsche, sirve también como inspiración de la novela de Kundera.
"Así habló Zaratustra" de Nietzsche cumple con todos los requisitos para ser considerado un clásico, para algunos de la filosofía, para otros de la literatura. En todo caso es un libro cargado de señales, de infinitas relecturas y de permanente contemporaneidad.
Libros con curiosas coincidencias:
Nietzsche era un gran admirador de la obra de Dostoyevski y en especial de su profundo conocimiento de la psicología humana.
El propio Gibran reconocía que uno de los libros de la cultura occidental que más le inspiraron fue "Así habló Zaratustra" de Friedrich Nietzsche.