Biografía:
Ricardo Emilio Piglia Renzi, más conocido por Ricardo Piglia, nació el 24 de Noviembre de 1941 en Adrogué, provincia de Buenos Aires. Es un reconocido escritor y crítico literario argentino. 

Ricardo Piglia estudió Historia en la Universidad Nacional de La Plata. Trabajó en varias editoriales de Buenos Aires, ejerció de profesor durante quince en distintas universidades de Estados Unidos (entre ellas Princeton y Harvard) y regresó a Argentina en 2011.

Publicó su primer libro de relatos en 1967 con el título de "Jaulario", aunque en realidad alcanzó el reconocimiento internacional en 1980 a causa de la publicación de "Respiración artificial", su primera novela, que se considera una obra representiva de la nueva literatura argentina. Sus textos han sido traducidos a multitud de idiomas y a lo largo de su carrera ha obtenido importantes galardones, entre los que destacan el Premio Planeta Argentina 1997 por "Plata quemada", el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso 2005 en Chile, el Premio de la Crítica 2010 en España por "Blanco nocturno", el Premio Rómulo Gallegos 2011 en Venezuela, el Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas 2013 y el Premio Formentor 2015.

Entre otros grandes autores, se declara admirador de la obra de Faulkner, Kafka, Musil, Juan Rulfo, Borges y James Joyce. Actualmente vive en Buenos Aires.
Curiosidades:
- Durante su trabajo en editoriales Piglia dirigió la colección Serie Negra, en la que impulsó la novela policíaca de autores como Raymond Chandler, Dashiell Hammett, David Goodis y Horace McCoy. Este autor, además de ser un gran lector de novela negra, es un gran autor: su novela "Plata quemada" es una obra mítica del género y con "Blanco nocturno" obtuvo en 2011 el premio Hammet de novela negra de la Asociación Internacional de Escritores Policiacos.

- La labor de este escritor no se limita al ámbito editorial, en el que ha publicado novela, ensayo y recopilaciones de relatos. Piglia ha escrito también guiones cinematográficos (son de su autoría los guiones de las películas "Corazón iluminado" (1996), "La sonámbula, recuerdos del futuro" (1998) y "El astillero" (2000) y su novela "Plata quemada" fue llevada al cine en el año 2000 por el director Marcelo Piñeyro. Como curiosidad, Piglia es incluso coautor junto al músico Gerardo Gandini de la ópera "La ciudad ausente", basada en una de sus novelas.
Obras principales:
Plata quemada (Ricardo Piglia)-Trabalibros
Formas breves (Ricardo Piglia)-Trabalibros
La invasión (Ricardo Piglia)-Trabalibros
Nombre falso (Ricardo Piglia)-Trabalibros
Prisión perpetua (Ricardo Piglia)-Trabalibros
Blanco nocturno (Ricardo Piglia)-Trabalibros
El camino de Ida (Ricardo Piglia)-Trabalibros
El último lector (Ricardo Piglia)-Trabalibros
CITAS, FRASES, DECLARACIONES Y POÉTICA:
- "[...] La literatura también es eso: una relación con la experiencia donde uno está al mismo tiempo viviendo y registrando."

- "¿Qué es en definitiva la biografía de un escritor sino la historia de las transformaciones de su estilo?"

- "La narración, en general, establece en la experiencia caótica y confusa que tenemos de la vida la sensación de una linealidad, de una causalidad."

- "La mejor historia del mundo es la más fácil de contar."

- "El arte de narrar es el arte de la percepción errada y de la distorsión. El relato avanza siguiendo un plan férreo e incomprensible y recién al final surge en el horizonte la visión de una realidad desconocida: el final hace ver un sentido secreto que estaba cifrado y como ausente en la sucesión clara de los hechos."

- "Contar es entonces para mí un modo de borrar de los afluentes de mi memoria aquello que quiero mantener alejado para siempre de mi cuerpo."

- "Yo veo la sociedad como una red de narraciones; no sólo es una red de intercambios económicos o sentimentales, sino también una trama de relatos."

- "El arte es extrañamiento: una manera nueva de mirar lo que ya vimos."

- "Escribir una carta es enviar un mensaje al futuro; hablar desde el presente con un destinatario que no está ahí, del que no se sabe cómo ha de estar (en qué ánimo, con quién) mientras le escribimos y, sobre todo, después: al leernos. La correspondencia es la forma utópica de la conversación porque anula el presente y hace del futuro el único lugar posible del diálogo."
subir