Profeta en Troya

Silvia Paton Cordero
Profeta en Troya (A Eneas)

Profeta en Troya te vieron
los de Ilión por tu coraje
o cuando emprendiste viaje
a través de lo que urdieron.

Despreciar no hé tu viraje,
ni por esos que pudieron
proporcionarte equipaje.

Tu hijo Julo y aquel anciano
escaparon al incendio,
porque troyano dispendio
no se engendró por tu arcano.

Aquella criatura en mano
y tu padre, por compendio,
delibraron lo romano.
Texto libre Trabalibros

PUBLICA Envía tus textos libres aquí
subir