AMOR AÑEJO

Nazaria Delgado Lucero
Como el vino guardado en barricas por mucho tiempo; le da un mejor sabor, así es el amor añejo, el sabor que adquiere es del vino reposado, que no causa malestares físicos ni emocionales; solo se disfruta deleitándose con el simple roce de la mano al tomar la copa; evitando romper ese frágil material del que está hecha.
Solo el tiempo dará fin a esa experiencia sutil y embriagante que se vivió.
Texto libre Trabalibros

PUBLICA Envía tus textos libres aquí
subir