Navidad

Jesús Sanz
Era Navidad. Los árboles, calles y plazas lucían sus mejores galas. Papá Noel – traje y gorro rojos, botas negras, relucientes, todo tan aparente – apareció de pronto. Una noche un nuevo papá Noel se apostó a la salida de unos grandes almacenes. Todos querían recibir su obsequio. Fue tal el alboroto que hubo de intervenir la policía. Ésta se encontró con un tipo alto, de mirada penetrante y barba larga. Fue arrestado, acusado de obstrucción al tráfico y corrupción de menores y entregado al Jefe de la Central de Inteligencia, quien lo puso a disposición del Departamento de Ataques Anticipatorios, que a su vez lo comunicó al Presidente. Éste, lo hizo sentar en una silla dispuesta para los invitados de lujo y mandó accionar un interruptor, también de lujo. Después se supo que se trataba de un falso papá Noel: Era el mismísimo Bin Laden. Y aquí paz y después gloria. Con Dios o con Alá; o con ambos dos y de consuno. O con ninguno, que ésa es otra.
------------- F i n ----------
Texto libre Trabalibros

PUBLICA Envía tus textos libres aquí
subir