El té de media tarde

Sara K. Juarez
El té de media tarde. Una curiosa diversión que supone un auténtico momento de descanso y reflexión.

Mientras observo por la ventana comienzo a añorar los paseos por el parque, aquellos fines de semana en el campo... Taza en mano me pregunto si volveremos a sentir esa bella conexión con un mundo que ahora divaga perdido por el espacio cibernético. Es en estas horas de descanso cuando me doy la libertad de reflexionar. Tras vivir en el extranjero me he dado cuenta de que nuestro mayor propósito no es el de encontrar la felicidad, sino un sentido, un porqué que nos haga sentir vivos, imprescindibles y queridos.

Recibimos tanta información sobre cómo vivir la vida que apenas nos permitimos disfrutarla. Buscamos comprensión, aceptación e incluso diversión en aparatos tecnológicos olvidando que los detalles más simples son, en gran medida, los más duraderos. Así que te animo a que desconectes; date el derecho de saborear aunque sea un pequeño instante.

El té de media tarde, ese; ese, es mi instante.
Texto libre Trabalibros

PUBLICA Envía tus textos libres aquí
subir