Un par de locos, viviendo el momento

Jade & Tony
Sentado en un vagón del metro vi entrar un ángel maravilloso, cuando nuestras miradas se cruzaron se desnudaron todos los sueños que guarda el corazón.

EL: Puedo ver en tu mirada tantas huellas de dolor que alguien te dejo!

ELLA: Somos fugitivos de los sentimientos, por alguna razón que no comprende el corazón, lo esconde para no sentir otra traición, o quizás estamos cobijando nuestra debilidad, tal vez lo único que quiere es dejar huellas invisibles para que no lastimen a un corazón que muere por vivir,

EL: ¡Me gustaría arrancar mi corazón y ponerlo en un cofre, ocultarlo en lo más profundo del mar para que nadie lo encuentre! La llave la pondré bajo mi pecho, Para obtener mi corazón, tendrá que arrancar la llave del pecho, buscar el cofre. Así que espero y tengan tiempo para buscar, Porque no será nada fácil. El que pueda obtener mi corazón tendrá el control de todo mi amor, si lo apuñala ocupara un lugar en este barco lleno de dolor, que navega bajo el cielo nocturno recogiendo todos aquellos sueños perdidos que quedan bajo la lluvia.

ELLA: que difícil será buscar en lo más profundo del océano una caja de cristal con el corazón de un ángel que fue forjada con la luz de la esperanza de sentir amor y sellada con un beso eterno que vivirá latente hasta que la persona indicada se atreva a pelear contra corriente, por encima y por debajo de corriente, y navegar en las noches de tempestad obscuras, pero que batalla tan difícil se avecina para conquistar el corazón. Pero cuando el instinto se aferrase a lo imposible limpia el camino para ver sonreír aunque sea por un segundo la carita de ángel que fue salvado del más obscuro y profundo dormir

Cuantas mentiras, pueden decir un par de locos, con tanto dolor, llenas de farsas y mentiras.
Texto libre Trabalibros

PUBLICA Envía tus textos libres aquí
subir