Me volví un poeta en tu nombre

Jairo Sebastián Zanetti
Se iba mudando la noche
con los paisajes del sol
y entre las grietas del alma
se iba asomando tu esencia
como una capullo del alba
que va extendiendo sus alas
y gusta probar este pica flor.

Me volvía un poeta en tu nombre
me cruzaban los rayos de Dios
y a tu belleza rendía
las notas del día
los versos de amor.

Se iba quedando la noche
en el olvido del sol
y entre tus labios un beso
degustaba el cerezo
de tu boca de flor.

Y nos burlamos del tiempo
le pusimos la pausa al dolor
dejamos que en medio del rocío
al cielo nazca como un río
un arcoiris de amor.

Con las palabras nos dimos
abrazos y besos de sol
piropos y canciones
relámpagos del amor
con las palabras nos dimos
el corazón con el alma
el día y su alba
la perla y su calma
el cielo bello del amor.

Y ahora que tengo tu albor
que ya no me dices adiós
que deja la noche en su coche
la luna lumbrera y su broche de amor
se cierra y abre un telón
y van haciendo camino
como un puente divino
estrellas rendidas para tu corazón
y van haciendo camino
como un puente divino
odas encendidas para tu corazón.

Y en los jardines del alma
eres la perla de Dios
la primavera en mi pecho
que me vuelve un poeta de amor
ángel que das el derecho
de rimar con la magia del sol.
Texto libre Trabalibros

PUBLICA Envía tus textos libres aquí
subir