Víctor Hugo

Law!
"... y la Vida le preguntó:

—¿Eres feliz?

Y él respondió:

—No lo soy. La sonrisa que ilumina mi luz oscura, no es mía. Los besos que le consumen, no son míos. El cuerpo que danza frente al espejo, no es mío. La mirada tierna, no es mía. El cabello que esconde su figura no es mío. La voz que tanto endulza, no es mía. La mujercita que amo es de él, no es mía. Jamás será mía.

Y la Vida dijo:

—Pero la felicidad no depende de alguien más, sino de uno mismo.

A lo que Hugo respondió:

—Eso es cierto, pero cuando uno se convierte en propiedad de alguien, deja de ser propio. Ya no me pertenezco, yo soy de ella aunque no se de cuenta. Y sin ella, no soy feliz. Porque nunca fue mía ni nunca lo será... Si la hubiese raptado hace dos años, tal vez... tal vez... ¡Ya sólo me resta morir!

Y la Muerte sonrió.

—Ven a mí -le dijo abriendo sus brazos.

Sin temor, Hugo caminó hacia ella, como la única promesa verdadera de la Vida... que es morir..."
Texto libre Trabalibros

PUBLICA Envía tus textos libres aquí
subir