La sensacion de libertad

Carmen del Pilar Suarez Rodriguez
Cierro los ojos y escucho el viento que hace sonar los cascabeles que adornan la fachada.
Se cuela por debajo de mi puerta y levanta el polvo de encima del armario que a contraluz se ve como una lluvia de estrellas danzarinas.
Cierro los ojos, y siento como acaricia suavemente la comisura de mis labios, mis cabellos revolotean como huahuas al amanecer, dejando atrás el obscuro refugio nocturnal.
Envuelve mi piel cansada de seguir sin rumbo fijo, en este desierto de cristal.
Se introduce en cada exhalación y rasguña las entrañas cauterizando cicatrices.
Sale por cada poro como pasando por sedazo fino. Busca la ventana entreabierta, se escucha el canto de libertad.
Es un silbido fino, se abraza al sol ardiente y se revuelca entre las hojas de los arboles que se estremecen en una danza sensual.
Texto libre Trabalibros

PUBLICA Envía tus textos libres aquí
subir