Delirios Nocturnos

AmaneceGratis
Cuando no quieres pensar,
y el eco de tu voz resuena en tu mente,
repitiendo esas frases inútiles y dañinas.

Cuando no quieres oír,
el latir angustiado dentro de tu pecho, ni la respiración acelerándose.

Cuando la noche es casi eterna,
y esperas un mañana distinto,
sin el peso de tu propia existencia.

Y el consuelo es soñar despierto,
hasta que se vaya el insomnio,
o llorar y caer de cansancio.
Texto libre Trabalibros

PUBLICA Envía tus textos libres aquí
subir