¿Amor o Lujuria?

Jean
Era un estudiante ejemplar y responsable que estaba secretamente enamorado de sus compañeras de curso. "Es amor puro lo que siento por ellas" -Se decía a sí mismo- "Realmente no se por cual decidirme, son divinamente hermosas. Si estuviéramos en otro país, me casaría con todas".

Conversando de sus sentimientos con su mejor amigo y luego de exponer su situación, éste le aclaro "no es amor lo tuyo, sino lujuria". –"¿Lujuria? No puede ser…" –replico el joven- "Tú no sabes nada sobre el amor" –termino tajante la plática.

Pero el que no sabía era él. Y eso no lo ignoraba. Y con la duda ya implantada en su cabeza, ella lo carcomería día a día. "¿Esto es lujuria o es amor?".

Así pasaron las noches en que el joven estudiante recostado en su cama comía sus papas fritas con bebida cola y analizaba si lo que sentía era el más bello amor o una simple y poco romántica lujuria. Si solo se hubiera examinado un poco más, sin excluir sus 132 kilos de peso, indudablemente hubiera llegado a la conclusión que lo suyo no era ninguna de las dos alternativas en debate, sino sencillamente una variante de la gula.
Texto libre Trabalibros

PUBLICA Envía tus textos libres aquí
subir