El amigo

Jairo Sebastián Zanetti
El amigo no rechaza
el amor lo obliga
lo convence
no envanece en la inclemencia
a la tormenta le pone el pecho
pero nunca su espalda
ni si escapa en tu dolor
el más claro amor lo rodea
él lo declina en su política celeste
lo declara ferviente
devoto de su altar
el amigo lo refleja
no te solicita lo que no deseas mostrar
demanda de ti solo un pago igualitario
escucha tu pena
y regala su consejo
pone el luto a tu tristeza
le dobla la cara al maligno
en sus ojos solo entra Dios,
solo se aleja del rebaño mayor
si es para traerte de regreso
él cobija tu alma
asalta tu corazón
cura tu herida
mide tu ser
y ofrece lo mejor
a tu medida,
jamás es injusto
es recto, limpio
no ambiciona
ni codicia la mentira
va con la verdad
aunque por dentro te duela
es certero, verdadero
no se parece a lo perfecto
tu amigo es muy humano
por lo demás es seguro
que ha pecado como tal
pero nunca fue injusto contigo
ni lo será en lo que reste
porque el amigo lleva la espada
saliente de su lengua
el don de la justicia
es una fuga de luz del alma
el amigo es la estrella
que se pone alborozada en el este
la balanza de tu ánimo
la fuerza que te falta
el aire que te infla
o el viento que te impele
cuando eres de barrilete
por el amigo avanzas
su mano y su ayuda
siempre acompañan alertas en momentos propicios
del amigo solo blanco, ni mancha ni estigma
sus oídos sabios escuchan antes de omitir palabra
y cuando lo hace, de verdad se siente insuperable.
Autor: Iluminado


Texto libre Trabalibros

PUBLICA Envía tus textos libres aquí
subir