Relato de un objeto

Rosa del Carmen Fazio
Desde que nací estoy esperando vida, nada tengo, nada veo. Imagino cosas, si lo mío es imaginación. Sé por comentarios, que una vez que te toman, poco a poco se van adueñando de vos., tus sueños son tapados por otros, tus gustos, tus anhelos, tu esencia. No quiero que me callen, ¿por qué tengo que decir algo que no siento, o que no es mi sueño?.Mi sueño es la música, imagino los árboles dando zumbidos musicales., el calor del viento, como suaves flautas solitarias., los truenos, como tremendos bajos que se apoderan del espacio. Imagino una canción y mi alma vibra y retumba mi corazón.
Espero ansiosa., tal vez si, tal vez alguien lea mi mente, tal vez el que me tome, me tome en cuenta y vea lo que yo imagino: los paisajes, las voces, los sonidos, el frío, el calor, el miedo, el abrigo protector, los ojos lánguidos de un niño...
Tengo miedo de desaparecer como tantas otras, sin pena ni gloria, sin más, arrugada, ajada, en el fondo oscuro de un cesto., me contaron las que han vuelto de allí, porque algunas han vuelto, ¡si señor!, que la experiencia es aterradora... Siento que me asfixio, tengo terror...Ay Dios!, me están tomando, lo veo, lo siento. ¡Por favor!, que vea más allá de mí!...
...Siento varias rayas sobre mí,¿¡Qué hace?!,no, ¡por favor!...Aparece una clave de Sol, ay Dios!, que sea verdad!., aparecen las primeras notas musicales, no se decide, borra, vuelve a anotarme otras("si, estas están mejor").Empiezo a emocionarme, no quiero que pare. Quiero que siga escribiendo sobre mí esa melodía soñada, sí, la mía, Dios!.¿¡cómo pudo adivinarme?, ¿acaso al apoyar su lapicera sobre mi cuerpo, logra mi alma expresar lo que siento, y en realidad no es su lapicera la que escribe, sino mi alma la que brota a través de mí?
Seguí, seguí escribiéndome, no sé si sos vos o yo quien lo hace, pero algo sé: desde que nací te estoy esperando. ¡Escribime!, ¡usame!, ¡llename de vida, ya no tengo miedo!. Como dijo, hace tiempo, una colega amiga, una celebridad entre las hojas:"Vida, nada me debes, estamos en paz"...
Texto libre Trabalibros

PUBLICA Envía tus textos libres aquí
subir