Ofrenda a la tormenta (Dolores Redondo)-Trabalibros
Ofrenda a la tormenta
Ficha técnica:
Editorial: Destino
ISBN: 978-84-233-4868-8
Número de páginas: 544
Género: Novela policíaca
Valoración:
"Ofrenda a la tormenta" cierra la Trilogía del Baztán, que abrió "El guardián invisible" y continuó "Legado en los huesos". Ha pasado un mes desde que el doctor Berasategui fue encarcelado por los crímenes del caso Tarttalo. En Elizondo, en el valle del Baztán, una bebé de cuatro meses aparece muerta a causa de lo que en un primer momento semeja síndrome de muerte súbita del lactante o muerte de cuna. No obstante, unas marcas rojas en la cara señalan que se ha ejercido una presión sobre ella y demuestran que la pequeña ha sido asesinada. Las sospechas apuntan al padre, quien fue interceptado mientras intentaba huir con el cadáver de su hija en una mochila. Amaia Salazar, inspectora jefa de Homicidios de la Policía Foral de Navarra, comienza la investigación hablando con la familia y es en ese momento cuando se alude por primera vez al ser mitológico de esta entrega. En la primera conocimos a Basajaun, en la segunda a Ttartalo y ahora a Inguma, un genio maléfico que se sube durante la noche sobre los durmientes y les roba el aliento. Las víctimas aparecen sin vida. La abuela de la pequeña difunta afirma que él, Inguma, es el causante de la muerte de su nieta. Amaia, en cambio, supone un asesino de carne y hueso y las pesquisas la llevan a darse cuenta de que se han producido en esa zona más muertes por cuna de las que puedan parecer razonables.

Los familiares de Amaia, ya conocidos, se nos presentan con una personalidad más detallada y dinámica: Rosaura pierde conformismo y gana valentía y picaresca; Flora, aun sin dejar atrás su arrogancia, permite acceder a algunos de sus secretos, exponiendo su punto débil; James abandona por momentos la imagen de marido comprensivo y resignado, y demuestra carácter para reivindicar su lugar en la vida de Amaia. Esta última vuelve a ser, sin duda, quien experimenta el mayor cambio, y nos permite conocer a la inspectora Salazar más humana, porque qué hay más humano que dudar y equivocarse al actuar con visceralidad. La tía Engrasi, sin embargo, continúa en su papel maternal; es el faro que alumbra y calienta el hogar de Amaia en su pueblo natal.

El ritmo de la narración avanza in crescendo. El caso actual y los sucesos anteriores a él se entremezclan en una investigación cuyo alcance también va en aumento. Se cierran subtramas que habían permanecido abiertas desde la primera entrega, se producen muertes que rayan —como mínimo—lo irracional y Amaia recibe el mayor golpe de su carrera y, posiblemente, de su vida. Envuelta y amenazada por una tormenta de invierno de dimensiones considerables, la búsqueda de información no se detiene hasta encontrar la solución a los sucesos que se venían sucediendo en el valle del Baztán desde décadas atrás. Un desenlace que la autora ha sabido esconder bien, enseñando lo suficiente para dar pie a la incertidumbre y, a la vez, poniendo la zancadilla con dudas razonables a los adelantos. A pesar de que el estilo, el planteamiento y la línea de la narración son similares a los de los dos primeros libros de la saga, ello no le quita imprevisibilidad a la historia ni nos permite adelantarnos a las pesquisas de la protagonista y su equipo. Asimismo, y aunque la trama principal se resuelve, quedan a la vista algunos indicios de que Amaia Salazar puede dar más de que hablar, aunque no vaya a ser en esta trilogía.

Esta última entrega sigue la tendencia de sus dos predecesoras y mezcla realidad con mitología, fantasía y leyendas vascas. La ambientación es también uno de sus puntos fuertes, llevándonos a esos paisajes del valle del Baztán sometidos a las inclemencias del tiempo invernal, y transmitiéndonos el frío que atraviesa hasta los huesos y la amenaza de una tormenta de nieve que tal vez esté causada por algo más que la propia naturaleza. 
Enviado por: Luna Paniagua
Curiosidades:
Dolores Redondo (Donostia-San Sebastián, 1969) se ha convertido en un referente estatal de novela negra gracias a la Trilogía del Baztán, cuya primera entrega publicó en 2013. En 2017 se estrenó la adaptación de esta primera parte, "El guardián invisible", y a finales del 2018 lo hará la de la segunda, "Legado en los huesos". En 2016 ganó el Premio Planeta por su novela "Todo esto te daré".

- Adjuntamos el enlace al blog y a la página web de Luna Paniagua, autora de esta reseña:
Blog: https://lunapaniagua.wordpress.com/ 
Página web: https://www.lupacor.com/
Otros libros de este autor:

El guardián invisible

Dolores Redondo-Trabalibros
El guardián invisible (Dolores Redondo)-Trabalibros
Legado en los huesos (Dolores Redondo)-Trabalibros
Todo esto te daré (Dolores Redondo)-Trabalibros
Colabora en Trabalibros
subir