El duelo (José Carlos Bermejo)-Trabalibros
El duelo. Luces en la oscuridad
Ficha técnica:
Autor: J. C. Bermejo y C. Santamaría.
ISBN: 9788499700106
Número de páginas: 312
Género: Ensayo psicológico
Valoración:
“Se te pasará con el tiempo”, “Tienes que salir y animarte”, “Lo superarás….”. Hace muchos años en España, hoy todavía en algunas culturas, había un tiempo marcado, socialmente permitido y señalado, protegido –entre otros con la costumbre hoy olvidada del luto- para el dolor de la pérdida de un ser querido.

Se llamaba duelo y, con todos sus excesos –a veces inhumanos- tenía sus ventajas: el color negro de tu ropa señalaba que no estabas para nadie, se te permitía (quizás se te imponía además) un espacio para la pena. La vida seguía, como hoy lo hace, pero socialmente se entendía, se respetaba y quizás se preservaba (insisto: quizás también había algo de imposición) ese “no estoy para nadie” o, si lo estoy, que me entiendan y no me den la vara.

Las cosas han cambiado y esta sociedad de vorágine, "a rey muerto, rey puesto", nunca mejor dicho, impide un tiempo, un tempo además, propio para el dolor, el que sea casi, el de la pérdida por causa de muerte es uno, pero hay otros que tampoco nos dejan guardarnos (divorcio o mal de amores, por ejemplo, “chica, tú sal, ya verás cómo se te pasa).

Vivimos porque morimos, y la educación para la muerte, la propia y la ajena –tan importante o quizás parte de la educación para la vida-, es uno de las grandes ausencias de esta sociedad tan rápida, superficial y atenta a lo que no es importante, a la apariencia, a lo superficial y vano. De ahí que la muerte, que es una de nuestras realidades más realidades, sea minimizada y ocultada. Es el tema del que no se habla, el último tabú. Y con ella, el dolor por la muerte de alguien que debe seguir un curso personal, intransferible, y que a veces se estanca.

Buscar libros que te ayuden a entender qué te está pasando o qué pasa a otros (por ejemplo, adolescentes que pierden a su madre; una mujer en un aborto; o, simplemente, por qué a tu amiga le cuesta salir adelante tras la muerte de su madre octogenaria, ley de vida) es casi tarea imposible. Hay pocos, muy pocos en español o yo al menos no los he encontrado.

Los Camilos
son una orden religiosa que, entre otras excelentes ocupaciones, acompañan al moribundo y, además, mantienen un Centro de Escucha donde los “dolientes” –a quienes se “nos” murió alguien- son escuchados: qué labor más importante. José Carlos Bermejo, Director de Humanización de Religiosos Camilio, y Consuelo Santamaría, doctora en filosofía y otras muchas cosas, pero lo que para aquí importa, voluntaria en dicho centro son los autores de este libro “El duelo” con el sugerente subtítulo de “Luces en la oscuridad”.

Se trata de un texto sobre las pautas para sobrellevar el dolor tras la muerte de un ser querido. Está escrito sin pretensiones, dirigido más a los dolientes que a terapeutas o acompañantes. Y ofrece más que pautas reflexiones en un tono coloquial, poético a veces, escrito, bien es cierto, quizás con poco estilo o corrección de forma cuando se trata de ensayo. Es un excelente libro sin embargo que apoyará mucho a quienes pasan por ese momento, por esos meses, a veces años, para que el duelo sea parte de la vida de quien se queda y hasta de quien se va. Y acabe por ser vida aunque nos parezca un contrasentido.

El duelo a veces se estanca, se atranca, se oculta o se piensa que están superado. Pero hay que pasarlo, permitirse tenerlo y que tu ritmo sea el tuyo, no el de otro. Y a veces libros como éste acompañan a hacer ese tiempo y espacio que forma parte de nuestra vida si queremos que sea humana y de la que se fue que estaba a nuestro lado.
Enviado por: Aurora Pimentel
Otros libros de este autor:

Cómo educar a adolescentes: guía para padres

Regálame más cuentos con salud

Soy mayor: reflexiones para compartir

Diccionario de pastoral de la salud y bioética

Mi ser querido tiene Alzheimer

José Carlos Bermejo-Trabalibros
Otros libros relacionados:
Cualquier maestro del buen vivir, como Séneca, sabe de la importancia del buen morir, de la asunción de la muerte como fundamento de la vida. Un duelo bien resuelto implica una gran inteligencia vital.
Colabora en Trabalibros
subir